Daniel Villegas: Ingeniero Comercial y MBA , con interés en las áreas de Economía y Finanzas.
http://cl.linkedin.com/in/danielvillegasmora

Colusión en Pollos : Las amenazas de la FNE y su credibilidad cuando hay una economía abierta al mundo

Daniel Villegas
59 Lecturas
Publicado el 13, diciembre, 2011

Recientemente la Fiscalía Nacional Económica ha sugerido la posibilidad de acuerdos de colusión entre los productores de pollo y condena duramente el hecho lo que ha generado una respuesta mediática por parte de los diarios que ha redundado incluso en alocuciones irresponsables por parte del congresal Gido Girardi que pide penas de cárcel para los infractores.

Nuevamente Girardi da muestras de ignorancia en los temas que enfrenta esta vez asumiendo delitos donde no los hay.

En este sentido es importante destacar que en una economía con comercio internacional abierto al mundo, los productores de pollo enfrentan precios internacionales dados. Esto significa que los productores nacionales aún actuando conjuntamente no tienen significación suficiente en el mercado internacional como para sustentar un alza de precios.

Así, cuando se dice que los principales productores de pollo se han puesto de acuerdo para restringir las cantidades sociales y lograr que el mercado despeje con precios más altos, ello no es factible por la existencia de mercados internacionales.

En primer lugar hay que pensar en la cadena de valor en la distribución de pollos al mercado final y ahí encontramos Down Stream el mercado del retail en donde los principales competidores son Wal-Mart con su marca Lider y Cencosud con su marca Jumbo. El mercado de distribución final o de retail es tan competitivo entre ambas cadenas (Walmart y Cencosud) que en todos los estudios iniciados por indicios de pesquisas de la Fiscalía Nacional Económica se ha concluido que no existe duopolio y que en este caso claramente ninguno está dispuesto a ceder participación de mercado lo que ha derivado en una fuerte competencia que ha derivado en precios, amplitud de productos y alta cobertura nacional.

En estudios sobre el tema [Galetovic-Sanhueza y Diaz 2008] se ha dicho que el nivel de competitividad es tan fuerte a nivel de retail que bastaría con dos competidores en el mercado para que haya competencia perfecta, esto es que los precios despejen a Costo Marginal e iguales a los Costos Medios de largo plazo. Así la frase tradicional es la que ha acuñado Arnold Harberger cuando graciosamente dice “Two to Tango” en alusiones a este fenómeno.

Cuando hablamos de competencia perfecta entonces ninguno de los competidores en el mercado de la distribución o retail está dispuesto a subir sus precios porque si así lo hiciera corre el riesgo de perder el mercado completo.

En este contexto, si los productores de pollo hicieran acuerdos de cartel para restringir las cantidades en el mercado esperando que los precios despejen más altos, entonces el eslabón siguiente en el sistema de valor, los distribuidores de retail tendrían que traspasar el aumento de precios por la escasez de pollo al consumidor final, sin embargo si hicieran eso entonces el distribuidor corre el riesgo de perder una porción importante del mercado, si no el mercado total por la competitividad predominante en el mercado final.

Los consumidores no estarían dispuestos a pagar un mayor precio y entonces los distribuidores retailers (Walmart – Cencosud) aumentarían las importaciones de pollo desde otros países en donde hay ventajas competitivas y el producto cumple con las restricciones fitosanitarias que impone el país y que podrían constituir la principal barrera que impone fricciones al mercado.

Sin embargo esto no es así y hoy los distribuidores importan entre un 15 a 17 % de la carne de pollo nacional y siempre hay posibilidades de incrementar estas importaciones en forma rápida si los productores de pollo decidieran coludirse.

Nótese que la colusión acusada es estrictamente en cantidades y por lo tanto los productores nacionales solo estarían vendiendo menos pollo y al mismo precio internacional que es la cota superior que determina un país con una economía abierta al mundo. Las cantidades restantes para satisfacer a los mercados nacionales serían importadas por los competidores Down Stream, esto es por los distribuidores retailers nacionales a los precios internacionales dados.

Cabe destacar que las grandes empresas como Super Pollo o Ariztia que podrían estar haciendo economías de escala a nivel internacional tienen que competir con grandes cadenas con estructuras de costos similares y en algunos casos mejores por el acceso a materias primas ( alimentos y grano) y por lo tanto compiten a precio de mercado más transporte (Costo Marginal = c + t)

Si este es el caso, las estructuras de los productores de pollo, dada la tecnología común para todos en el mundo, sería más o menos parecida y por lo tanto las importaciones se realizan a un precio igual al costo del producto más el costo de transporte y por lo tanto el mercado despeja a un precio competitivo igual al precio internacional del pollo.

Si alguno de los competidores puede obtener un precio mayor por unidad de pollo es porque puede ofrecer mayor calidad o algún atributo de diferenciación con respecto a los competidores y que el mercado está dispuesto a pagar.

Si suponemos que los productores locales restringen la producción y los precios internos aumentan en $100 entonces el distribuidor vería la posibilidad de traspasar este precio al consumidor final. Pero los consumidores no estarían dispuestos a pagar $100 adicionales a una cadena si pueden compra en otra a $100 más baratos. Así entonces en la guerra por la sana competencia el Distribuidor se vería obligado a buscar nuevos proveedores mediante importaciones para no perder a sus clientes y así evitar traspasar a estos el precio. El resultado es que a $100 adicionales al precio internacional + costos de transporte el productor ya no vende y el retailer importa desde otros países a un precio igual a Costo Marginal mas transporte, que es el precio de competencia perfecta.

Así, no importa que acuerdos hagan los productores nacionales hay que tener claro que los Distribuidores retailers también participan de este mercado y para ellos la competitividad en precios es clave y por lo mismo ninguno de los participantes de la cadena puede obtener rentas extra-normales.

La Fiscalía Nacional Económica tendría que presentar pruebas mas consistentes para probar colusión entendiendo que el país es una economía abierta al resto del mundo.

Uno de los casos más clásicos es el de la carne durante las fiestas patrias en Chile, como ocurrió durante el año 2011. Por un aumento en el precio de las carnes nacionales los distribuidores más importantes salieron a comprar carnes argentinas y es lo que se vio en los puntos de expendio de los supermercados de las cadenas mas importantes. Cortes de carne Argentina para las fiestas patrias nacionales, lo que demuestra que la capacidad de reacción de los retailers es inmediata.

Esto es importante también porque significa que las estructuras de costos dadas por la tecnología en el mundo son más o menos parecidas, puesto que de otra manera si el mercado no estuviera despejando a Costo Marginal igual al costo del producto mas costos de transporte ( Cmg = c + t ) entonces probablemente los productores de pollo chilenos estarían pensando en invadir los mercados internacionales o los productores de pollo de otros países invadir el mercado local. Así el comercio internacional despeja un precio igual al costo del producto mas el precio del transporte y la rentabilidad de la industria es la normal para esa actividad.

Referencias :

Entrada, concentración y competencia: supermercados en Chile 1998-2006 Alexander Galetovic, Fernando Diaz y Ricardo Sanhueza, Seminarios CEP 2008

La Revista que une el sur de Chile: Vida Social | Destacamos | Contenido | Negocios | Opinión | Datos interesantes | y más
Debes estar Registrado o Iniciar Sesión para poder comentar

La Salsa

Columnas de Opinión