INFIDELIDADES DE LOS SEPARADOS DE CHILE

Ricardo Viteri Prado
324 Lecturas
Publicado el 26, octubre, 2010

Años atrás fui invitado a hablar del tema de las infidelidades al programa N-Migas de Chilevisión. En esa oportunidad, Viviana Nunes y Marcela Vacarezza me consultaron si se podía perdonar un engaño marital.
Mi opinión fue que, “la fidelidad era como un espejo. Si lo rompes, puedes pegar nuevamente cada pedacito, pero jamás, jamás será el mismo espejo. A la larga, entre vivir con un espejo roto y cambiarlo por uno nuevo, qué haces ?”

Obvio. A la larga, cambias el espejo. A menos que no tengas la plata para hacerlo o seas demasiado cómoda y floja para atreverte a cambiarlo.

La infidelidad es faltar a lo más sagrado : la confianza. ¿Puede sustentarse un matrimonio si no existe confianza de por medio? No, definitivamente no es posible.
Que algunos crean que se puede, es cuestión de ellos y lo respeto, pero mi experiencia por años a cargo de Separadosdechile.cl avala lo que afirmo.

Lo penoso es que, de acuerdo a las estadísticas de Separadosdechile.cl , siete de cada diez divorcios en Chile se deben a infidelidades maritales, de uno o ambos cónyuges y como hay casi tantos divorcios como bodas en el país, no es tan descabellado pensar que de cada 10 parejas de novios que se comprometen ante el oficial del Registro Civil, a lo menos siete de ellas empezarán a experimentar, tarde o temprano, un verdadero calvario.

Los relatos de las esposas y maridos se repiten, casi calcados . Por ejemplo la mujer , cuando recibe señales inequívocas de que algo le está pasando a la pareja, queda en estado de alerta y si las señales aumentan, pasa inmediatamente a un estado de alerta máxima. Lamentablemente, con el alto índice de infidelidad que tenemos en el país, existen altas probabilidades que su maridito esté efectivamente enredado en alguna relación sentimental y sexual extramarital.

Es sólo cosa de tiempo y paciencia. Descubrirán el engaño, pierda cuidado.

Recién entonces la mayoría planifica el vía crucis al infiel.
Es que para ellas, la afrenta se paga y claramente le tiene que doler y costar caro al desgraciado.

Algunas, cegadas por el dolor, odio y sed de venganza, buscan al primer mortal que se les cruza por su camino para conquistarlo y así pagarle con la misma moneda al infiel. Y recién entonces echan al sinverguenza de la casa y se divorcian o lo demandan por alimentos.

Otras, lo encaran, pelean, discuten, y por semanas lo castigan de las más diversas formas : revientan las tarjetas de crédito con compras, se despreocupan si la pareja tendrá algo para comer a la hora de la cena y desayuno, ocultan el control remoto, acumulan cerros de ropa sucia, dejan de pagar las cuentas y se gastan la plata en la peluquería, gimnasio, cine, paseos con las amistades, etc.
Tras un tiempo de practicar esta rutina en contra del marido e inventando otras formas de venganza en contra de la amante, echan de la casa al tal por cual y se divorcian, exigiéndole millonadas de compensación económica.

Curiosamente, de hace un tiempo a la fecha, son cada vez más las esposas infieles y aunque cueste creerlo, hay cada vez más maridos cornudos que perdonan el desliz de su mujer.
Porcentajes actualizados no tengo en este momento, pero el fenómeno está en alza.
Llama la atención. Algo está pasando.

Ricardo Viteri Prado
Director www.separadosdechile.cl

La Revista que une el sur de Chile: Vida Social | Destacamos | Contenido | Negocios | Opinión | Datos interesantes | y más

1 Comentario

  • tomas vergara
    Escribió el Jueves 8
    marzo, 2012
    10:24 am

    Creo que en la actualidad, la mujer esta más osada y hay más mujeres infieles, la razon puede ser que los hombres no se preocupan mucho por ellas .

  • Debes estar Registrado o Iniciar Sesión para poder comentar

    La Salsa