DIVORCIOS : RADIOGRAFÍA A LAS MUJERES SEPARADAS

Ricardo Viteri Prado
151 Lecturas
Publicado el 3, octubre, 2010

Según estimaciones del sitio web www.separadosdechile.cl , que reúne a más de 5 mil personas que han sufrido el quiebre irremediable de su matrimonio, el número de separadas de hecho en el país alcanzarían actualmente a 482 mil y más de 128 mil divorciadas , la mitad de las cuales tienen entre 31 y 45 años de edad mientras que un tercio del total de féminas que ya se han divorciado se ubica en el segmento de 36 a 45 años de edad.

Siete de cada 10 separadas de hecho sin hijos tarda entre 8 a 12 meses en comenzar una nueva relación estable en cambio nueve de cada 10 separadas con hijos se demora más de dos años en establecer una nueva relación estable debido a la falta de tiempo para dedicarse a su propio desarrollo personal. Entre estas últimas, a lo menos 1 de cada cinco descarta de plano toda posibilidad de tener una nueva pareja a objeto de proteger a sus hijos, condenándose al celibato o parálisis afectiva. Esta injusta situación explique por qué en Chile se sigue la tendencia internacional en los segundos y terceros matrimonios, a los cuales son más proclives los hombres que las mujeres. De hecho en nuestro país, la brecha porcentual entre unos y otras duplica la de otros países. .

Este grupo de madres separadas va en aumento, ya que en la última encuesta Casen, entre 1990 y 2010 el número de familias monoparentales aumentó en un 27, 6 por ciento. Un 18,9 por ciento de las familias chilenas tiene como jefa de hogar a la mujer. Recientemente Felipe Kast, Ministro de Mideplan, afirmó que “tenemos cada vez más jefas de hogar”.

Respecto a las mujeres separadas que tienen una pareja estable, la mayoría no convive con esa pareja pero sí mantienen una relación estable “puertas afuera”. De acuerdo a lo que nos expresan, el principal argumento de las que conviven y no se casan es que la unión informal les brinda un grado de independencia que no tuvieron como casadas y que no están dispuestas a ceder nuevamente.

Aquellas que tuvieron maridos machistas, buscan en forma prioritaria realizarse personal y profesionalmente, desarrollar relaciones interpersonales, ampliar su círculo de amistades especialmente con otras mujeres, incorporarse a cursos que les permitan especializarse en alguna actividad productiva o que las distraiga. En general, buscan realizar actividades que antes, como casadas, se les prohibía. Tienen energías anímicas de sobra para querer y poder cumplir con todos o la mayoría de sus anhelos.

Quienes estuvieron casadas con hombres no-machistas, por lo general siguen desarrollando sus actividades habituales aunque evitan aquellas en las que compartían con amigos comúnes con el marido. A su vez, aumentan sustancialmente su participación en actividades sociales de diversa índole. Inician la búsqueda de una nueva pareja, aunque tal objetivo no está dentro de los más importantes en su nueva vida.

Ricardo Viteri Prado
Director www.separadosdechile.cl

La Revista que une el sur de Chile: Vida Social | Destacamos | Contenido | Negocios | Opinión | Datos interesantes | y más
Debes estar Registrado o Iniciar Sesión para poder comentar

La Salsa