Ricardo Viteri Prado: "El Chileno que más sabe sobre rupturas" (AGO2008 - La Tercera-Revista Mujer - Periodista C.Rivera - "No es una exageración.Su involucramiento en el tema va más allá de las frías estadísticas;transformó su propia experiencia en su mayor activo,dando vida a la más grande comunidad virtual de separados en Chile. De ahí extrae reveladoras verdades sobre quienes, como él, no lograron acertar a la primera.Llegó a convertirse en una autoridad en rupturas;se desenvuelve con sorprendente soltura en los vericuetos de la ley de divorcio,ordena y tabula aplicadamente cerros de estadísticas hasta dar con las estimaciones que le han dado fama y respeto a su portal separadosdechile.cl, comunidad virtual que reúne a hombres y mujeres en busca de asesoría para enfrentar su proceso de divorcio y que le proporcionan a él una radiografía actualizada de lo que va ocurriendo en el país en materia de divorcios". TV : Meganoticias-Reportaje 4 Abr 2013-“Divorciados de vuelta a las pistas” Según expertos en rupturas matrimoniales y divorcios, "el fenómeno ha transformado a los separados en un interesante segmento de mercado para la empresa inmobiliaria, el retail y la industria.” El director de Separadosdechile.cl asegura que, “Chile es el tercer país del mundo más divorcista". (Megavisión, reportaje central Meganoticias, 04 Abril 2013
http://www.separadosdechile.cl

Divorcios : insólitos y absurdos requisitos

Ricardo Viteri Prado
144 Lecturas
Publicado el 26, junio, 2010

La llamada “ley de divorcio”, no era precisamente la que esperabamos.
Permítame expresar mi opinión respecto a algunos requisitos legales para divorciarse que encuentro, más que ridículos, aberrantes.

El divorcio “culposo” : la ley exige , para solicitar tal divorcio que, en caso de violencia intrafamiliar, los malos tratamientos deben ser graves, es decir atentar en contra de la vida o de la integridad física o psíquica del solicitante.
Lo primero que uno se pregunta es ¿Por qué deben ser tan graves ?
Acaso ¿cachetear de vez en cuando a la persona no es suficiente grave para su dignidad ? ¿O tratarla a garabatos ? Claro, uno puede intentar divorciarse igual, pero la causal debe probarse en tribunales y, déjenme decirle que probar en Chile violencia intrafamiliar sicológica o una cachetada, que no deja huellas visibles para ser constatada en algun centro asistencial de salud, es claramente una causa que se traduce en un “saludo a la bandera”.
Como puede ser que la victima tenga que esperar que le den una pateadura en el suelo o que le entierren un cuchillo en el cuello para tener derecho a alejarse para siempre del cobarde agresor?
En el tema de violencia intrafamiliar, no se puede exigir que sea “grave” o “gravísima” para tener derecho a alejarse de la persona : se arriesga la integridad de las personas y eso me parece una tremenda insensatez e irresponsabilidad.

Luego, al referirse la ley al requisito de transgresión de los deberes de convivencia, socorro y fidelidad, precisa que deben ser “reiteradas” tales faltas, esto es que ocurran dos o mas veces.
No se debió legislar priorizando lo “cuantitativo” de la falta, sino en lo cualitativo, es decir, calificar en su mérito la causal.
Si el o la cónyuge es infiel una vez, para la gran mayoría que se respete a sí mismo es más que suficiente para destruir la confianza que se le tiene a la pareja.
¿ Por qué el “cornudo” debe esperar que una descarada e infiel esposa o marido lo engañe una y otra vez para tener recién derecho a mandarlo(a) a la punta del cerro y luego buscar una persona que la(o) respete de verdad ?
Simplemente es estúpido, indigno e injusto.
Tal como están redactadas estas causales, constituyen un atentado a los valores más básicos y universales y a los principios de moral y buena conducta.

El divorcio de común acuerdo sin hijos : como no es materia controversial, y es en el fondo una decisión íntima de la pareja, como lo fue casarse y nadie les exigió un tiempo previo de convivencia para que reflexionaran bien esa decisión, me parece que bastaría firmar los “acuerdos suficientes y completos” ante notario y que el abogado se encargue de ratificarlos ante el juzgado de familia . Significaría un importante ahorro para el Estado y las partes.

Compensación económica : si bien la normativa busca un fin noble y justo, es tremedamente ambigua en su redacción. Los requisitos para solicitar la compensación son poco precisos. Pero lo peor, es que se desconoce la forma de calcular el monto y la forma de pago si procede.
En el fondo los parlamentarios no se dieron el trabajo de idear la forma de llevarlo a cabo y optaron por lo cómodo : que el juez , aplicando su criterio, determine el monto y demases. Fabuloso. Y conste que ganan sueldos millonarios con platas de todos los chilenos.
Pero este derecho puede ser convenientemente perverso.
¿ Por qué ?
Según los resultados de la 2ª encuesta de la OIT, Comunidad Mujer y Datavoz, “barómetro mujer y trabajo 2009″ , realizada en Enero 2009 a 1.100 mujeres chilenas SIN ACTIVIDAD LABORAL , un 31% respondió que no trabaja porque “NO QUIERE HACERLO” y un 40% no trabajaba porque valoraba no estar obligada a levantarse temprano ni tener que cumplir un horario.
En buen chileno, un contundente 71% de mujeres ya no trabajaba por “cómoda” o “floja”.
Lo prueba el hecho de que el 82% afirmó haber trabajado hasta antes de casarse. O sea, un alto porcentaje de féminas chilenas dejaba de trabajar tras contraer matrimonio !
Según los datos y respuestas de tal estudio, se podría perfectamente concluir que no pocas se casan por conveniencia económica.
Es decir para ser una esposa “mantenida” y segundo, si la relación no resultara, igual recibirá una compensación económica por haberse dedicado al hogar. ¿Será muy descabellado o perverso pensar así ? Fijense que no . Entre el 2006 y marzo del 2010, el 76,5 por ciento de los divorcios han sido unilaterales (promedio anual) y según datos de la Jueza del 4º Juzgado de familia de Stgo , doña Denise Sepulveda, de cada 10 compensaciones económicas solicitadas por las interesadas, 7 mujeres NO tenían derecho a recibirla, pero de todas formas la solicitaron. Como diciendo “en pedir no hay engaño”.
Esta normativa, tal como está redactada, invita a los futuros novios a escoger la unión de hecho y no el matrimonio. Entre sumas y restas, al hombre chileno ya no le conviene casarse.
Ricardo Viteri Prado
Director WWW.SEPARADOSDECHILE.CL

La Revista que une el sur de Chile: Vida Social | Destacamos | Contenido | Negocios | Opinión | Datos interesantes | y más
Debes estar Registrado o Iniciar Sesión para poder comentar

La Salsa

Columnas de Opinión