Ricardo Viteri Prado: "El Chileno que más sabe sobre rupturas" (AGO2008 - La Tercera-Revista Mujer - Periodista C.Rivera - "No es una exageración.Su involucramiento en el tema va más allá de las frías estadísticas;transformó su propia experiencia en su mayor activo,dando vida a la más grande comunidad virtual de separados en Chile. De ahí extrae reveladoras verdades sobre quienes, como él, no lograron acertar a la primera.Llegó a convertirse en una autoridad en rupturas;se desenvuelve con sorprendente soltura en los vericuetos de la ley de divorcio,ordena y tabula aplicadamente cerros de estadísticas hasta dar con las estimaciones que le han dado fama y respeto a su portal separadosdechile.cl, comunidad virtual que reúne a hombres y mujeres en busca de asesoría para enfrentar su proceso de divorcio y que le proporcionan a él una radiografía actualizada de lo que va ocurriendo en el país en materia de divorcios". TV : Meganoticias-Reportaje 4 Abr 2013-“Divorciados de vuelta a las pistas” Según expertos en rupturas matrimoniales y divorcios, "el fenómeno ha transformado a los separados en un interesante segmento de mercado para la empresa inmobiliaria, el retail y la industria.” El director de Separadosdechile.cl asegura que, “Chile es el tercer país del mundo más divorcista". (Megavisión, reportaje central Meganoticias, 04 Abril 2013
http://www.separadosdechile.cl

Divorcios y matrimonios, amenazados por regulación de las convivencias

Ricardo Viteri Prado
50 Lecturas
Publicado el 14, junio, 2010

“La única vez que mi esposa y yo tuvimos un orgasmo simultáneo fue cuando el Juez firmó los papeles del divorcio” dijo Woody Allen.

Esta peculiar confesión del director de cine no es más ni menos lo que le está ocurriendo a muchísimas personas en el país. Son cada vez más los maridos y esposas que nos comentan que poco tiempo después de haberse casado descubren que poco o nada en común tenían con la pareja. Obviamente, esa primera reflexión se convierte en el puntapié inicial de un rápido proceso de separación legal , que dicho sea de paso, es tan breve que demora menos que planificar un matrimonio.

Al consultarles la razón que los motivó a casarse, muchos de los protagonistas de estos matrimonios express no comprenden bien por qué ni cómo dieron un sí tan irreflexivo frente al altar, pero tampoco demuestran mayor preocupación o arrepentimiento por haber tomado una decisión tan precipitada. Me imagino que ello se debe a que deshacer la unión matrimonial resulta hoy un mero trámite y de un costo muy razonable.

Así las cosas, no puede sorprendernos que alcanzaramos la actual tasa de divorcialidad en tan solo 5 años, a diferencia de otros países divorcistas que la alcanzaron tras 15, 20 o más años de divorcio. También era previsible que se frenara con el divorcio la caída, por 14 años seguidos, en el número de bodas que se efectuaban al año y por el contrario, aumentaran tan pronto entró en vigencia la nueva ley. Cabe destacar eso sí que este crecimiento simultáneo de bodas y divorcios no es habitual y sin duda hubiese causado extrañeza hace una o dos décadas. Pero en una sociedad en que la institución matrimonial convive con la cultura de lo desechable, no resulta para nada raro.

Es que con el divorcio, ¿quién necesita reflexionar tanto si conviene o no casarse? Se intenta no más, y si no resulta a la primera, ¿para qué hacerse mala sangre ? Se desecha la unión y probamos con otra pareja.

Y si para alguien lo anterior no fuese razón suficiente de que se estén registrando tantos divorcios, tendrá que reconocer que hoy , – y no antes- existe un “bono divorcio”, que se traduce en asistencia jurídica gratuita para divorciarse. Además, crearon el concepto de compensación económica, un monto millonario que incentiva y premia a las sufridas esposas que han debido aguantar por años a un marido mañoso , ofreciéndoles una separación con platita en el bolsillo. ¿Y que me dice usted de las extraordinarias facilidades y rapidez para buscar una nueva pareja por internet ? Con un simple click del mouse y cualquier mujer encuentra el reemplazo del actual marido. Así las cosas, ¿cómo no vamos a registrar una de las tasas de divorcialidad más altas del planeta?

Pero todo tiene un límite y también un término y las separaciones legales no son la excepción. Si regulamos las uniones de hecho, para esas “dos millones de personas que hoy conviven” como muy bien lo señaló el Presidente, con toda seguridad disminuirán drasticamente la cantidad de divorcios anuales. Claro, habrá cada vez menos matrimonios que divorciar. En una cultura de lo desechable, la mayoría estará optando por la unión de hecho legalizada. Un simple contrato que posteriormente se puede modificar. Es decir , un acuerdo “desechable”.

Ricardo Viteri Prado, Director Separadosdechile.cl

La Revista que une el sur de Chile: Vida Social | Destacamos | Contenido | Negocios | Opinión | Datos interesantes | y más

1 Comentario


  • Escribió el Sábado 19
    junio, 2010
    8:50 am

    me parece excelente este tema
    en lo particular creo en el casamiento, por el civil y ante la iglesia con un Sí que Dios quiera dure hasta la muerte.
    hoy en dia somos pocos los que pensamos asi porque claro esta que estamos inmersos en la cultura desechable, ´rapida o incluso chatarra porque no decirlo?.
    y es increible como cada vez, se facilita el divorcio en el mundo y ademas el sacar plata a traves de esto

    me parece muy interante su culumna.

  • Debes estar Registrado o Iniciar Sesión para poder comentar

    La Salsa

    Columnas de Opinión